Curiosidades

Gato Van Turco.

La raza de gatos Van Turco es originaria de la zona suroeste de Asia, el territorio que actualmente ocupan Iran, Irak, el suroeste de Rusia y el este de Turquia. “Van” es un término común que se antepone al nombre de diversas poblaciones, viene del nombre de un lago – Lago Van – por tanto no es algo sorprendente ni casualidad que el único gato criado en la zona se llame Van Turco. Inicialmente importados a Inglaterra en 1955, fueron llamados gatos turcos pero cambiaron su nombre a Van Turco para evitar confusiones con la raza de gatos Angora Turco, son dos razas desarrolladas en regiones geograficamente separadas. Aunque la raza tiene un linaje que se remonta muchas décadas atrás en generaciones, en los Estados Unidos se hicieron conocidos a partir del año 1982.

La coloración del pelaje del gato Van Turco es diferente a la de otros gatos porque se admiten manchas de color naranja que cubran la cabeza y la cola, pero el cuerpo del gato es blanco. La particularidad del gato Van Turco es que su manto tiene una capa de pelaje interior que, al contrario que en los demás gatos, le permite aislarse mejor del agua. Se les considera gatos nadadores, algo dificil de creer para quién no les haya visto, normalmente los gatos no quieren mojarse ni ser bañados, aunque son capaces de escapar de la bañera o de una zona encharcada si tienen que chapotear por ahí para salir.
Son una de las razas gatunas que más tiempo tarda en alcanzar la madurez, unos 3 años, cuando lo normal es un año y cuatro meses aproximadamente, es un gato grande, activo e inteligente. El pelaje tiene una textura única como de cachemira, tiene una constitución sólida, de pelo semilargo y pecho amplio.

Estándar de la raza gatuna Van Turco
Su cabeza es de tamaño mediano o grande, por lo menos tan larga como ancha. Contornos redondeados. Ausencia de ángulos y líneas rectas. Pómulos altos. Hocico lleno, redondeado. Nariz con un ligero stop, luego levemente acarnerada. Pinch visible. Mentón algo redondeado. Las orejas son grandes, anchas en la base, de inserción alta, con puntas ligeramente redondeadas. Los ojos del gato Van Turco son igualmente grandes, en forma de nuez o de hueso de melocotón, ligeramente oblicuos. Párpados rodeados de rosa. Color: azul, ámbar o dispares. El verde está admitido, pero se prefiere el ámbar.

Su cuerpo es largo, grande, fuerte, el cuello también lo tienen fortalecido y es corto. Caja torácica redondeada. Ancas bastante anchas. Osamenta fuerte, musculatura bien desarrollada. Las patas son de longitud mediana. Patas traseras más largas que las delanteras. Osamenta mediana, buena musculatura. Pies redondos. Mechones de pelos bien desarrollados entre los dedos. La cola es de longitud mediana, gruesa, bien tupida, hirsuta o con penacho. Los pelos deben tener 5 cm de largo como mínimo. El color es homogéneo en toda la cola.

Es un gato de pelo semilargo o largo. Suave, sedoso, sin pelusa lanosa. Gorguera y calzón tupido en invierno. Pelaje de color blanco puro. Manchas simétricas en la base de las orejas, de color rojo (color caoba) o crema, separadas por una flama blanca. En la grupa, otra mancha se extiende hasta la punta de la cola. La disposición de estas manchas constituye el motivo “Van”. Principales colores reconocidos: rojo y blanco, crema y blanco. En las competiciones y eventos de razas de gatos se considera un defecto si el gato tiene más de tres manchas en el cuerpo. Ausencia de flama en la cara. Manchas mal distribuidas. Color de la cola que comienza demasiado adelante en al espalda. Descalificación: motivos bicolores y unicolores. Ausencia de coloración en las orejas y la cola.

Un gato Van Turco es particularmente rústico, robusto y muy vivaz, y le apetece nadar. Tenía la reputación de ser un gato agresivo, pero gracias a la selección, se ha vuelto sociable, sobre todo con sus congéneres. Es independiente, de un carácter bien enérgico y juguetón. Se muestra muy afectuoso e incluso posesivo con respecto a sus amos. Es un excelente compañero, dotado de una voz moderada. Se adapta a la vida en un apartamento, pero es preferible que cuente con un vasto jardín con un estanque. Su desarrollo es lento y necesita entre 3 y 5 años para alcanzar su belleza definitiva. Fuera del período de muda, muy abundante antes del verano, el mantenimiento de su pelaje sólo implica un cepillado semanal.

Contra Mal De Ojo

Un nazar o piedra del mal de ojo (en turco, nazar boncuğu) es un amuleto que está destinado a proteger contra el mal de ojo. Es más común en Turquía . En Turquía, es omnipresente en las oficinas y hogares, en joyería, incluso para los bebés, en los vehículos, puertas, caballos e incluso teléfonos celulares.

Se observa habitualmente en forma de una gota aplanada o como un adorno colgante, hechos a mano de cristal de colores, y se utiliza como un collar o una pulsera o un adjunto a los tobillos. Por lo general se compone de círculos concéntricos o con formas de gotas – desde adentro hacia afuera: azul oscuro (o negro), blanco, azul claro, y negro (de vez en cuando un círculo de borde (amarillo/dorado) – y se refiere a veces como el ojo azul.

Los Baños Turcos

Esta costumbre es sin duda una de las más apreciadas tanto dentro como fuera de Turquía. Los estrictos preceptos de aseo de su cultura y religión, han hecho que, desde la Edad Media, el `hamam´ o baño público esté presente en cada población. Con el `peştemal´ puesto (una fina toalla de tela) se pasa a la zona de masaje y el `tellak´ (hombres) o `natır´ (mujeres), una especie de masaje, se consigue la limpieza profunda de la piel y la reactivación de la circulación sanguínea.

Tuğra

El tugra del sultán era sumonograma personal, que utilizaba en lugar de su firma. Podía estar pintado por un calígrafo o tallado sobre un taco de madera como si fuese un sello. Este ejemplo muestra el tugra de Abdül Hamit I (1774-1789).

Té Turco

Las primeras plantas de té de Turquía llegaron desde Japón en 1878, pero su industria no despegó hasta finales de la década de 1930. El suave clima de la costa del mar Negro ofrece unas magníficas condiciones para su crecimiento. Rize es el centro de esta industria y la sede del Instituto del Té (£ay Enstitüsü) Para saborear el mejor té, hay que buscar el tomurcuk (el brote de la mata de té). Los turcos prefieren el té negro que se vende en los mercados locales, mientras que el té verde se dedica a la exportación. Se producen también tés con fragancias especiales, en su mayor parte para exportar. Los vasos, cucharas, azúcar y demás objetos de acompañamiento forman parte del ritual del té. Se cuece en un cazo doble y las hojas se escaldan antes de hervirlas para darle un sabor fuerte y humeante.

Cafe Turco

El café a la turca es una de las excelentes maneras de consumir el
café. Se prepara de otro modo que el café tradicional y, por ende, adquiere otro sabor, un tanto más cargado y particular. Así que, si te has decidido a agasajar a tus invitados con una cena de comida de medio oriente, nada mejor que rematarla con un excelente café a la turca.

Para preparar este café a la turca, preferentemente, deberás conseguir una cafetera turca, que son de cobre y son ideales para hacer este tipo de café. Pones, entonces, el café molido en la cafetera, el azúcar y el agua fría. Revuelve todos los ingredientes y pon a calentar a fuego lento. Mientras se va preparando el café, no dejes de revolverlo. Ni bien empiece a despedir espuma, retíralo del fuego y reparte la espuma entre las tazas para servir. Luego, coloca nuevamente el café en el fuego. Ahí si, cuando llegue al punto de ebullición, retíralo del fuego y sírvelo en las tazas. No necesitarás añadir azúcar ni leche. Y si hay algún “especialista” en la sala, seguramente podrás recibir una lectura de la borra que queda en la taza. Hay quienes afirman que se puede leer el futuro a través de ella.

EBRU

Es el reflejo en el agua,
es nuestro mundo interno,
de nuestras alegrías,
de nuestros amores
y de nuestras tormentas internas
Lo que no se refleja en el espejo

El “EBRU” es el arte de pintar sobre agua condensada con tierra y pinturas en polvo. Es uno de los artes decorativos más antiguos.

Se trabaja con materiales naturales, como ramas del rosal y crines de caballo como pincel, una clase de goma blanca obtenida de la planta del tragacanto para espesar el agua, bilis de ganado para mantener la pintura en la superficie del agua, y tierra, pigmentos u óxidos como pintura.

El arte de vetear en el papel o en la seda, el “EBRU” en turco, es una forma decorativa tradicional que se hace con métodos especiales. El significado de la palabra “EBRU” es “ nube” porque “ebru” da realmente la impresión de nubes.Aunque no se sabe cuándo y en qué país empezó el arte de “EBRU”, es cierto que es un arte decorativo peculiar de los países del este.

Se cree que este arte surgió en Turkmenistán, en el siglo IX. El “EBRU” más antiguo data del año 1447 y se encuentra en el palacio de Topkapi.En el Imperio Otomano el “EBRU” se elaboraba en las academias imperiales (Enderun) del Palacio y con el tiempo su práctica se extendió por toda Anatolia.

En la época del Imperio Otomano se utilizaba como fondo de los documentos estatales y de la correspondencia oficial para impedir la falsificación de los documentos, ya que el diseño de cada “EBRU” es único.

Los comentarios están cerrados.