Política exterior de Turquia

La República de Turquía ha venido persiguiendo, desde su fundación, una política exterior pacífica, realista y consistente, guiada por el principio de “Paz en Casa y Paz en el Exterior” enunciado por Mustafa Kemal Atatürk. Turquía practica una política exterior que es generadora de seguridad y estabilidad en su región y más allá basada en su sistema político democrático y laico, su vibrante economía y su tradición en saber conjugar la modernidad con su identidad cultural.

El principal objetivo de la política exterior turca es contribuir a promover y garantizar un entorno de paz, prosperidad, estabilidad y cooperación que favorezca el desarrollo humano tanto a nivel interno como de sus vecinos.

Para alcanzar sus objetivos nacional e internacional, Turquía se ha comprometido con los principios de buenas relaciones con sus vecinos y con todos los países, y ha contribuido a la paz, la estabilidad, la seguridad y la prosperidad internacional.

La rápida transformación política global que se inició a principios de la década de los noventa ha hecho resurgir la esperanza en una paz duradera en la tierra, pero también ha dado lugar a incertidumbres.

El mundo actual, comparado con el pasado, está caracterizado por mejores medios de comunicación y de transporte, unas relaciones internacionales más diversificadas y una estructura económica más integrada. Nuestro mundo se ha convertido en un lugar donde los efectos de los nuevos acontecimientos tienen una repercusión a mayor escala.

La vertiginosa transformación global y los consecuentes cambios en la distribución del poder han convertido riesgos como el terrorismo, la proliferación de armas de destrucción masiva, el crimen organizado transnacional y la migración ilegal, en serias amenazas contra la paz en el mundo. La degradación del medio ambiente y el cambio climático, la cada vez más profunda brecha de desarrollo entre países y la creciente interdependencia hacen que los problemas económicos de ámbito local evolucionen rápidamente en crisis globales. Los esfuerzos de ciertos círculos marginales por sembrar la semilla de la discordia resaltando las diferencias culturales y religiosos en lugar de las similitudes y los atributos comunes crean problemas que necesitan ser tratado con diligencia.

En el frágil entorno internacional de hoy en día, conceptos tales como democratización, pluralismo, desarrollo sostenible, desarrollo humano, entendimiento intercultural y promoción de la armonía y la tolerancia entre culturas están ganando prioridad e importancia. La necesidad de hallar soluciones a los problemas en base al derecho internacional y el multilateralismo efectivo es ahora más evidente que nunca.

Como miembro activo del mundo globalizado de hoy, Turquía practica una política exterior multidimensional, dirigida al logro de objetivos, con sentido común, equilibrada y humanitaria, orientada al establecimiento y mantenimiento de la paz, y potenciando la estabilidad y la prosperidad en el mundo y especialmente en los países de su entorno. En este sentido, Turquía presta particular importancia a sus vínculos transatlánticos, contribuyendo activamente como país miembro al empeño de la Alianza de la OTAN de mantenimiento de la paz y la estabilidad internacional y potenciando sus relaciones con los países de su región. Turquía está decididamente avanzando en el camino hacia su adhesión a la Unión Europea. Ayuda asimismo a terceros países a eliminar los problemas que existen entre ellos y a convertirse en un actor más influyente y eminente en la política internacional.

En el Medio Oriente y el Cáucaso, regiones que están en los aledaños de Turquía, los graves problemas que persisten pueden estallar en cualquier momento a pesar de todos los esfuerzos que se hacen para lograr una paz y estabilidad duraderas. De igual forma, la situación en los Balcanes continúa siendo frágil.Por tanto, el planteamiento positivo y proactivo de la política exterior turca es a la vez una opción y una necesidad consecuencia de los retos regionales.

Consecuentemente, la política exterior turca utiliza hoy un amplio abanico de medios pacíficos que conllevan, entre otros, la ayuda y asistencia humanitaria a aquellos que son menos afortunados, la participación en operaciones de mantenimiento de la paz y la contribución a la resolución de los conflictos, así como a los esfuerzos de reconciliación y reconstrucción de los posconflictos.

Como miembro dinámico y responsable del mundo globalizado de hoy en día, Turquía hace todo lo que puede para reconciliar Occidente con Oriente y Norte con Sur. Turquía tiene una presencia activa en un gran número de regiones. Presta sus servicios en función de su situación geográfico en el corazón de Eurasia y en razón de sus vínculos históricos y culturales a lo largo y ancho de una vasta región como catalizador crucial para promover el diálogo y la interacción entre culturas.

La elección de Turquía como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para el período 2009-2010 es prueba de la confianza que la comunidad internacional ha depositado en la política exterior que Turquía persigue. Durante su mandato, Turquía desea hacer uso de su experiencia fruto de sus esfuerzos en el mantenimiento y fomento de la paz, la estabilidad y la prosperidad en su región a través de la cooperación. Esta experiencia se verá plasmada de forma efectiva en los esfuerzos que contribuyan a la paz global, ayuden a la resolución de problemas presentes y potenciales y hagan del mundo un lugar más pacífico para el conjunto de la humanidad.

Las relaciones institucionales que Turquía ha establecido con diversas organizaciones punteras regionales e internacionales que abarcan diferentes áreas y funciones –bien como miembro, observador o partenariado de diálogo- son la mejor expresión del carácter omnidireccional de la política exterior turca. Turquía es miembro de Naciones Unidas, el Consejo de Europa, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD), la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), la Organización de Comercio Internacional (OCI), la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), la Organización del Mar Negro para la Cooperación Económica (BSEC), la Organización para la Cooperación Económica (OCE), los Países en Vías de Desarrollo 8 (D-8) y la Conferencia sobre Interacción y Medidas para Promover la Confianza en Asia (CICA). Turquía participa asimismo en el “Proceso de Barcelona: Unión para el Mediterráneo”.

Turquía se interesa de forma activa como observador permanente en las actividades de la Organización de Estados Americanos, la Asociación de Estados del Caribe y la Unión Africana. Turquía concluyó en 2007 un Acuerdo Marco con la Liga Árabe para institucionalizar las relaciones y la cooperación a través de la constitución de un Foro de Cooperación Turco-Árabe e transformó el Diálogo Estratégico con el Consejo de Cooperación del Golfo en una estructura marco en 2008.

En un mundo donde los acontecimientos internacionales son cada vez más complejos y difíciles de controlar, Turquía está firmemente persuadida de continuar practicando una política exterior responsable y constructiva, inspirando confianza en la región mediante la movilización de su experiencia política, económica y cultural al servicio de los ideales comunes de la humanidad y de sus intereses nacionales.

fuente:Embajada de Republica Turquía

Los comentarios están cerrados.